jueves, 9 de julio de 2009

Amar al Perú: Asunto pendiente


Por Diego Molina Rey de Castro
Abogado, Universidad de Lima
LL.M., American University

Hace un par de años Jaime Bayly publicó un artículo donde reconocía que él no amaba al Perú, amaba a cierta gente, ciertos lugares, etc. Es decir, él amaba a su “propio Perú”. Pero, ¿a todo el Perú? No way. Para algunos connacionales, esto es imposible, lo amas como es o lo dejas. Por supuesto, también están los que desprecian al Perú, por razones muchas veces comprensibles, pero que tampoco piensan hacer mucho para que mejore.

Pensamos que este es un tema absolutamente nuestro, casi como el pisco: el peruano tiene un problema serio de autoestima nacional y hasta que eso no se arregle todo está perdido. Nuestro país es complejo, con muchas culturas y ascendencias, geografías, esto es su riqueza y maldición al mismo tiempo.

El asunto está en que todas las culturas que he conocido tienen un “problema” similar. Una vez, desayunando en Tokio, le pregunté a la pareja del costado de dónde eran. “Somos californianos” ellos respondieron. Es decir, ellos no eran de Estados Unidos, donde actualmente vivo, país conocido por su nacionalismo. En este mismo país, están los “italianos-americanos”, los “irlandeses-americanos”, entre otros grupos, que se sienten distintos por su ascendencia. Para muestra dar una vuelta por las famosas 5 Esquinas de Nueva York en la que estos grupos, como los polacos, los rusos y otras ascendencias, están diferenciados por barrios que destacan sus propias culturas. A veces al punto de la caricatura. Ahora, claro, cuando se encuentran en Manhattan, todos son iguales. ¿Por qué? Porque al final del día están unidos por el amor por el “American brand”.

Amar a Estados Unidos es como amar a una marca que significa libertad, el logro de los sueños y el triunfo del esfuerzo. El estadounidense de Boston puede odiar al de Kentucky pero sigue amando la marca y eso, le guste o no, los une. Es decir, en una serie de temas pueden no estar de acuerdo, pero, a la hora de la hora, en el fundamento de su sociedad, están del mismo lado. De acuerdo a una encuesta reciente, la mayoría de los musulmanes en Estados Unidos quieren a esa misma marca. Se sienten parte de EEUU.

¿De dónde viene esa marca tan exitosa? De sus padres fundadores. Gente brillante como Washington, Hamilton, Adams, Jefferson, hasta Lincoln. Los Republicanos y los Demócratas se pueden dar de puñetazos en la pantalla pero estos nombres son sagrados. Todos son “hermanos de los mismos padres fundadores”. Son los padres y nadie habla mal de sus padres, a menos que seas Jaime Bayly claro.

Ellos independizaron Estados Unidos, le dieron su Constitución y los fundamentos de su funcionamiento y, en el caso de Lincoln, unió al país. Las interpretaciones varían, pero el amor está ahí, de un extremo a otro: La Declaración de la Independencia reconoce “la búsqueda de la felicidad” como un derecho inalienable.

En el Perú, ha habido intentos artificiales de engendrar el amor por la patria. “El Perú es súper” es una de las frases más idiotas y púberes jamás dadas a un Estado, como si fuera un juguete. Por supuesto, al otro extremo, aparecerán los intelectuales diciendo que este es un problema de identidad que requiere un sesudo análisis. ¿Qué significa ser peruano? ¿Qué nos une como peruanos? ¿Qué es la peruanidad? Todo esto muy filosófico y creo que no muy práctico. El ají podría ser lo que nos une como peruanos: ¿Eso arregla el problema? ¿En otros países no comen ají?, ¿el ají debería estar en el escudo patrio?

Tengo un amigo mexicano para quien todo lo mexicano es sagrado: los mariachis, Lola Beltrán, la bandera, la Virgen de Guadalupe, el tequila, Benito Juárez, el Chavo del Ocho, etc. Suena tentador, pero no creo que sea lo más práctico tampoco hacer una lista de “peruanidades” y exigir que todos las adoren, (en mi lista estarían Los Dávalos, Eguren, Los hermanos Vargas, Eielson, Guamán Poma de Ayala, Vargas Llosa… no creo que muchos estén de acuerdo).

Para amar a un país como nacional tienes que querer su fundación (o refundación) y a los ideales de sus fundadores (y reformadores). Pedro el Grande en Rusia, Garibaldi en Italia, Fernando de Aragón e Isabel la Católica en España. En Inglaterra podría ser Churchill e Isabel I.

Entonces ¿cuál es el problema con el Perú? Que no nos queremos poner de acuerdo ¿quiénes son los fundadores del Perú y los ideales que nos deberían motivar hasta ahora? Tampoco consiste en buscar santos súbitos, cualquier padre fundador de cualquier país tiene sus bemoles pero que no le restan a su “grandiosa hazaña”.

Personalmente, me molesta quienes quieren “eliminar” la historia española en el Perú. Como que quieren creer que el Perú es solo el Imperio Inca y todo lo que viene después es pura vergüenza, cuando el Perú es la unión de dos grandes imperios. Yo siento orgullo por el imperio incaico, pero también por la bravura y el coraje de los españoles y criollos y mestizos que vinieron después. Me acuerdo de un profesor apellidado Revilla que detestaba la conquista y la colonia, “no se debe querer mucho a sí mismo” pensaba yo, porque Revilla no es un apellido muy quechua que digamos. Si no quieres a la mitad de tu historia, solo te quieres a medias. La inversa es aún más irrisoria, los que quieren que el Perú sea como las playas de Asia. “!Ahhh, ahí sí que voy a querer al Perú!”. Ni hablar, no va a suceder, tome el siguiente vuelo (sólo de ida) a Zurich.

Personalmente le tengo enorme admiración a Francisco Pizarro: un criador de cerdos, analfabeto e hijo ilegítimo que se embarcó en la aventura de su vida, sin nada seguro y la muerte siempre de cerca, que conquistó al gran imperio sudamericano. Prácticamente sin guerra. Brillante. Para mí, ése es un fundador y su casa es el Palacio de Gobierno. Antes de Pizarro, estaría Pachacútec que unió y amplió el Imperio Inca; nuestra versión de Veni, Vidi, Vici.

Me gusta pensar que el fundador del Perú fue un genio y, además, bravo. En el caso de Pizarro, que la colonia fue abusiva, no tengo la menor duda, mi tesis fue sobre eso, pero eso no le quita haber fundado el Virreinato del Perú ni le responsabiliza de todo lo que sucedió después. Pizarro nació en España, pero es peruano por naturaleza.

El problema es que no tenemos padres fundadores republicanos. Personas civiles que hayan servido al Estado y que sean un referente para la Nación. Muchos tienen terribles cuestionamientos, (me gustaría nombrar a Belaunde por demócrata pero difícil evitar los desastres de sus gobiernos). Este vacío se ha intentado solventar con héroes militares, pero éstos también tienen cuestionamientos y lo que necesitamos son fundadores de un ideal institucional civil y unificador. Allí aparece Miguel Grau, votado el peruano del milenio, que además de ser un marinero machazo (y elegante), fue diputado por Piura lo cual lo hace un ejemplo de servicio por el país y al Estado.

Con el único Presidente que yo me quedaría es con el arequipeño José Luís Bustamante y Rivero: restauró la libertad de prensa, los derechos civiles, liberó prisioneros políticos, reformó las fuerzas armadas y estableció las 200 millas (en 3 años, ya que, para variar, sufrió un golpe de Estado). Además fue diplomático, profesor, escritor, ministro y Presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Fue un demócrata y servidor impecable.

Entonces, la gran tarea es determinar aquellas grandes figuras de verdad a quienes todos deberíamos imitar y que deberían estar en primera lista en los colegios. Personas y acciones con las que cualquier niño de cualquier rincón del Perú se sienta identificado e inspirado. Personas e ideales con las que todos estemos (más o menos) de acuerdo. En base a eso, generar una campaña nacional.

Para mí, amar al Perú sería amar a una marca que se debe vender bien y que apela a todos: conquista tu sueño con inteligencia y creatividad como Pachacútec y Pizarro, sé intachable y democrático como Bustamante y Rivero y lucha hasta el final, como un caballero, a lo Grau. Un inca, un conquistador, un presidente y un héroe de guerra, cuatro pilares del ideal de una nación. Además, cada uno de ellos de diferentes partes del país (asumamos a Pizarro como limeño por ser su fundador).

Ésa podría ser la marca peruana, es decir, haz con tus anhelos lo que ellos hicieron por la patria. “El Perú no será perfecto, pero tiene gente que ha hecho lo posible por hacerlo grande”. Ésa debería ser la sensación. A partir de allí quizás se generarían ciudadanos amantes de un ideal que ellos pueden perseguir, y así perennizar. No es, pues, un nacionalismo chauvinista, se trata de un aprecio por el país que se trasluce en valores e ideales tangibles en la vida de todos. Aunque uno viva lejos.

El tema ahora sería que nos pongamos todos de acuerdo para “vender” el mismo ideal a los demás y a nosotros mismos: los mismos padres fundadores del Perú. ¿A quién escogería usted de padre fundador peruano?

6 comentarios:

Natalia Winder R. dijo...

Excelente... me parece que nos abre los ojos a lo que significa ser peruano, .. reconocer y CONOCER, a los que formaron, y formamos parte de del pais... sin "peros" ...

Eduardo on 17 de julio de 2009, 01:48 dijo...

Totalmente de acuerdo. Elaborando un poco mas en la analogia con los padres fundadores de la patria en EEUU, yo diria que es lamentable que la independencia del Peru la declaro una persona que no era Peruana. No digo que San Martin sea malo pero suena raro que el grito de independencia no haya sido realizado por un peruano. Donde estaban los lideres peruanos en esa epoca? Tupac Amaru para mi es como un super heroe..lamentablemente acabaron con el.

Anónimo dijo...

Uno de los problemas no es que San Martin sea Argentino, o que Bolivar sea Venezolano, es que los dos estuvieron en el mismo momento en el Perú para lo mismo la independencia,Nosotros los tuvimos a "LOS DOS" mejor que eso no creo nos podamos imaginar, como tener a Superman y Batman para defendernos.Pero esto no fue exactamente bueno para nosotros, uno creo la bandera, el otro saco a los españoles, pero tenian pensamientos diferentes que podria ser este parte del problema.

Lucho Casabonne dijo...

somos un país mega diverso se hablan 50 y pico lenguas (español, quechua aymará, y lenguas de la selva) somos un mezcla de diferentes pueblos, desde los pre inca a los incas españoles y europeos, africanos, chinos y mas europeos, la mezcla de cada una de esta culturas han echo de Perú un país muy diverso, las costumbres, comidas. ideolectos cada región es diferente entre si, al igual que los diferentes grupos sociales.

EL paso numero uno para amar, es valóranos personalmente y aceptar al Perú como es, los sentimiento de racismo, odios a diferentes grupos o , y hay que entender que no somos un pueblo indígena, no somos un pueblo caucásico, somos un país megadiverso, yo no se que nos une como Peruanos, ni tampoco que tenemos en común todos la peruanos, ni siquiera el pisco y el ceviche son conocidos en todo el territorio.

Yo siempre he dicho el peruano es egoísta, solo piensa en si mismo, si nosotros pensáramos un poco mas en prójimo, quizás no tocaríamos bocina, o daríamos paso al peatón, no contaminaríamos, no ensuriamos la calle,no meteríamos el carro para ganarle a todos, pagaríamos nuestros impuestos, pediríamos factura, el policía no pediría coima, un juez seria justo, los políticos ganarían su dinero trabajando, y no vagando, no seriamos carreteras, dejamos pasar a la ambulancias que llevan un herido, en vez que señor taxista recoja asu pasajero en media calle.

para amar, no podemos ser egoísta, el amor es pensara primero en los demás que en uno mismo.

para amar al Perú hay que empezar por el respeto a los demas. porque buscar algo que nos una es muy dificil.

para lógralo hay que quitar envidias, discriminación, racismos, hay que cosechar educación y todo los medios para que cada peruano tenga las mismas oportunidades
busquemos la igualdad entre todos, y amor será facil.

Lucho Casabonne

Anónimo dijo...

me puse a pensar en lo que dijo luis casabone y me parece que tiene mucho de razon....los peruanos somos una mezcla de todo,los hay cholos,chinos,rubios,negros...pero al fin todos peruanos pero nunca vamos a sentir ese orgullo de ser y sentirse peruano si es un pais lleno de discriminacion;el cholo odia al oligarca blanco,el blanco odia al apestoso del cholo,el chino se separa del resto y se dicen chinos-peruanos,al negro lo ven como si fuera choro o como un muy buen musico y hasta ahi nomas.........
cuando uno entienda que el peru es todo y que deberiamos sentirnos orgullosos presisamente de esa diversidad ahi aprenderemos a ser patriotas y a defender lo que significa ser peruano.....

patricia on 6 de agosto de 2009, 18:27 dijo...

Esta bueno articulo primo..y con mucha razon, quizas lo que nos falta es resaltar (o recrear?) esa imagen del Peru, con nuevo elemento que nos hagan quererlo mas y juntos. Y si, los personajes de la historia son definitivamente una base importante. Pero, que pasa con resaltar imagenes actuales positivas y no solo las negativas que vemos dia a dia?un dia vi a un profesor de la selva que recuperaba, con sus alumnos, cuentos locales y a traves de eso les enseñaba redaccion, ese no seria un ejemplo?Creo que pasamos mucho tiempo criticando lo que esta mal y no resltamso, a traves de la educacion, y los medios, elementos que puedan ser de orgullo e identificacion intercultural por aqui.

 

Estamos en confianza

Think LaRed Copyright © 2009