sábado, 11 de julio de 2009

PERÚ: Tierra de todos


Por Mariana Costa
BA Relaciones Internacionales, LSE
OEA, Washington D.C.

Dicen que a veces las respuestas que nos vienen primero a la mente son, en realidad, las más acertadas. Si trato de responder a la pregunta de qué significa ser peruano sin demasiado análisis de por medio, lo primero que salta a mi mente no es precisamente una respuesta, si no más bien, otra pregunta: ¿para quién?

La conexión más fuerte que une a todos los habitantes y nacionales de nuestro país es probablemente que todos nacieron o residen en un espacio geográfico que hace muchos años fue identificado como el Perú. Para algunos, el Perú es un país ingrato, con un Estado ausente y una siempre presente pobreza. Para otros, el Perú es un mundo de oportunidades, lleno de privilegios de los que pocos pueden gozar. Pero más allá de las diferencias abismales en lo que significa ser peruano para las millones de personas que encajamos en esta definición, el Perú, nos guste o no, es nuestro hogar, la tierra de dónde venimos y a donde nos debemos.

Esta noción debería ser suficiente para empezar a crear imaginarios colectivos que puedan trazar lazos cada vez más fuertes. Costa, sierra o selva; indio, cholo, blanco o negro; pobre o rico; todos tenemos un común denominador que grita desesperadamente por hacerse presente. Somos peruanos. Somos mezcla por definición. Somos el Océano Pacifico, los Andes y el Amazonas. La pregunta ahora es ¿cómo hacer que nos sintamos, realmente, compatriotas y dignos de un país grande?

Poco a poco y lentamente empezamos a fortalecer nuestra identidad mediante logros comunes como nuestra sabrosa cocina, nuestras impresionantes ruinas, nuestro riquísimo Pisco, nuestra belleza natural, y algunos otros factores de los que TODOS, sin importar de donde vengamos, nos podemos sentir orgullosos. Este es un primer paso, ahora falta que comprendamos que si queremos el progreso de un Perú para TODOS, estas conexiones deben ser cada vez más y más fuertes; y el intercambio y la flexibilidad para comprender al otro cada vez mayor.

El Perú es un país complejo y maravilloso a la misma vez. Nuestros problemas son demasiado grandes para ocultar, sin embargo, nuestras oportunidades son infinitas. Asumir el compromiso de lo que nuestra identidad significa es un primer paso fundamental para alcanzar esas oportunidades que esperan. Al final del día somos casi 30 millones de personas quienes representamos en el presente la idea del Perú, y somos los jóvenes de hoy quienes trazaremos el Perú de mañana. Saber qué significa ser peruano para TODOS nosotros podría ser una gran forma de comenzar a enfrentar este reto.

1 comentarios:

Bernd K. on 17 de julio de 2009, 12:22 dijo...

Mariana, fascinante tema. Totalmente de acuerdo con la propuesta de "crear imaginarios colectivos". Se trata de un proceso de construcción.

Mencionas la comida peruana y el legado cultural como denominadores comunes.

Pero me pregunto cuán importante es tener una historia sociopolítica, basada en valores como la igualdad, la inclusión, la solidaridad y el desarrollo socioeconómico.

Me parece que es ahí -en la carencia de una historia social y política coherente y positiva- donde se evidencian las fracturas que nos distancian como peruanos.

Saludos,
Bernd

 

Estamos en confianza

Think LaRed Copyright © 2009